sábado, 11 de julio de 2020

Geografía


Geografía
                                Hilda Vélez Rodríguez


Para acercarme a ti,

-- ya tan distante--

subí a tus montes.

Aspiré lentamente

tus aromas .

Dejé que me inundaran.

Emanaron de mí

en cada poro,

en cada palabra.

No logré oliendo así

que me olfatearas.

Amorosa me tejí un vestido

del color de tus flores y tu cielo.

Lo adorne con la textura

de tus tallos,

el verde de tus hojas

el azul de tus lagos.

Me presenté así,

con tu vestido

pero no por eso logré

que me tocaras.

Regresé a tus valles.

Grabé bien en mis ojos

tu geografía.

Con un pincel

sobre la piel me dibujé tu mapa.

con detalles de montes, ríos,

mares y playas.

Era tu retrato en vivo

y aún así no logré

que me miraras.

Atenta, grabé el susurro

de tus vientos,

el trino de tus pájaros

el cantar suave de tus aguas.

Fui susurro,

trino, canción de agua.

Pero no, no logré

con tus sonidos

que me escucharas.

Atenta, observé el barro

y la arcilla que te forman,

que dan firmeza a tu pie

y a tu montaña.

Me transformé

en tierra roja,

manejable,

blanda.

No logré, siendo esa arcilla,

que me moldearas.

Cansada, me detuve

a ver dentro de mí.

Me vi de aluvión, boca de río

tierra fértil de simiente

trino, flor

manantial que baja desde el Yunque

pitirre que canta triunfante

en la alborada

Atlántica y caribe vi

que estaba en el sitio justo,

el mismo lugar que tú habitabas.

Fue cuando supe

que siempre me hallarías

cuando quisieras,

cuando buscaras...

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails