viernes, 19 de julio de 2019

Lecciones del 17 de Julio de 2019



Lecciones del 
17 DE JULIO DE 2019


Seguramente la manifestación del 17 de Julio de 2019 celebrada en el Viejo San Juan contra el gobierno corrupto de Ricardo Rosselló ha sido la más numerosa y contundente de la historia de Puerto Rico. Eso incluye la que se efectuó contra la Marina de Guerra de USA y la olvidada Contra el SuperPuerto de Hernández Colón de hace varias décadas.
Desde mediada la tarde, hasta las 10 de la noche, un río interminable de gente ingresaba a pie, al menos desde el Puente Dos Hermanos, creando una multitud tan grande que arropó todas las calles del Viejo San Juan.  A eso hay que agregar las manifestaciones celebradas en otros pueblos del país y en otras ciudades de Estados Unidos. Y encima de todo, el recorrido a través de las calles de San Juan de un millar de motociclistas. Los estimados de 150 a 200 mil  participantes --y aun más-- no son inverosímiles.
En cuanto manifestación pública contra un gobernador y un gobierno abusador y corrupto, los sucesos de ayer son los más extraordinarios de la historia nacional.
La formidable afluencia de una juventud entusiasta y valerosa, que tuvo el tesón suficiente para permanecer firme durante más de seis u ocho horas, sencillamente asombra y mide con exactitud el grado de indignación y rechazo saturado.

No se trata seguramente solo de la reacción al chat infame del gobernador arrogante y su círculo íntimo de mafiosos. La expresiones de rebeldía y rabia han sido impulsadas, dicho sea con certeza, por la suma de una infinitud de denuncias que han colmado de ácido el corazón de este pueblo.
La podredumbre que puso al descubierto el Huracán María, con su enorme secuela de muertos insepultos, no será olvidada hasta pasadas varias generaciones. Del mismo modo el sistemático e inclemente saqueo y despojo, como el de la Universidad, los derechos laborables, pensiones, el cierre de escuelas, el desempleo, la fuga de la población virtualmente abocada al exilio, los empleados fantasmas, y ese desfile interminable de privilegios que asumen los que deberían ser servidores públicos, es decir, funcionarios dedicados a servir al pueblo y no al lucro personal con sueldos astronómicos que no existen ni siquiera en los países más ricos del planeta. En Puerto Rico, cualquier hijo de vecino se coloca a sí mismo con chofer y escolta para pasar de lado al frente de todos en sus limosinas negras.

 
Mas, sin duda, colmaron la copa las acusaciones de corrupción presentadas recientemente ante los tribunales --que aquí llaman federales, siendo en realidad, coloniales-- a varios de los principales protagonistas del gobierno de Rosselló seguido, casi de inmediato, por la publicación del chat sostenido desde el año pasado entre algunos de los cómplices más cercanos de la corrupción más desencarnada y depravada.
Cualquier evaluación de esta gesta histórica, así como de sus alcances y su proyección, debe tener en cuenta dos cosas.
Primero, que todo gobierno colonial es por definición capitalista y corrupto.
Segundo, que todo gobierno capitalista es corrupto.
No se trata, pues, de Rosselló y su claque, aunque este haya sido el más torpe y arrogante. Sacarlo del gobierno acaso solo signifique a la larga sustituirlo por otro que quizás sea más sofisticado y mejor explotador. Pero ese gobierno, aun en el mejor caso, seguirá siendo colonial y capitalista, luego, inevitablemente corrupto.
Lo más triste de los eventos que cabe anticipar con un considerable grado de certidumbre es que una parte considerable de los marchantes sigan votando el PNP. Es, así mismo triste, tener la certidumbre de que tantos deportistas que muestran con orgullo la bandera boricua o los que celebran las victorias de ellos... voten PNP.
No empece, el legado del 17 de julio de 2019 tiene un efecto saneador en un pueblo que palpa su vigor y contempla una identidad  propia, suya, en el rostro que marcha y enarbola su bandera. Que la mayor parte de los puertorriqueños no haya nacido es garantía a la esperanza.
Quizás el mejor y principal legado del 17 de Julio es la demostración de que aún tenemos un pueblo capaz de unirse, de indignarse, de manifestarse solidariamente. ¡Y con valor y tenacidad!
Que es un pueblo todavía joven, vigoroso y pujante que acaso un día pueda encontrarse frente a las puertas de una libertad no colonial, aunque no alcance aun la libertad no capitalista, mucho más importante.
HOSTOS SIEMPRE, mejor que nadie, podrá alumbrarnos ese camino.

Marcos Reyes Dávila
¡Albizu seas!

jueves, 27 de junio de 2019




HOSTOS socialista

llegó la hora de afirmarlo*





https://www.80grados.net/wp-content/uploads/2017/10/Eugenio_M_de_Hostos.268201913_large-960x640.jpgDigámoslo claramente ya: hay una vinculación de tal grado entre las ideas de Eugenio María de Hostos y el anarcosocialismo, que cabe afirmar que hay, de hecho, un Hostos socialista. La verdad podrá andar oculta mucho tiempo, pero habrá de prevalecer eventualmente porque los hechos en que se funda no desaparecen ni desaparecerán. A Hostos ha habido que irlo rescatando y a veces reivindicando de interpretaciones erróneas que en ocasiones se debían a información incompleta y otras a corrientes de ideas o a supuestos ideológicos prevalecientes. Otras veces, a la tendencia a repetir sin examinar lo afirmado en textos clásicos como los de Pedreira. En esta gestión de reivindicaciones, cierto es, no hemos estado solos. Pienso, por ejemplo, no solo en Julio César López, y en el mucho más olvidado de lo justo, Josemilio González.
Yo inicié, con ventaja, mis estudios hostosianos de la mano de Manuel Maldonado Denis. Don Pepe Ferrer Canales los había puesto en remojo, y tibios durante varios años, y Julio César López, la figura más encumbrada de los estudios hostosianos, aun no llegaba.
Hasta mi época con Maldonado Denis, se decía, para dar un ejemplo, que Hostos era un prócer que “había renunciado a la literatura”, es decir, un escritor “malogrado”. Hay tesis posgraduadas aprobadas por el Departamento de Estudios Hispánicos escritas en ese sentido. Nosotros refutamos desde el inicio de nuestros estudios esa tesis, así como otras dadas a descartar el carácter esencialmente revolucionario de su obra, toda, en nuestro discurso, “Hostos: las manos y su luz”, pronunciado el once de enero de 1986 en la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras, aplaudido por Maldonado Denis, allí presente, y publicado en la Revista del Instituto de Cultura Puertorriqueña, a solicitud suya (XXVI.95-96, 1987).
En los años previos al sesquicentenario dictamos varias veces una conferencia sobre “su literatura para la liberación”, publicada luego en la Revista Exégesis (núm. 7, 1989), y luego concretada y mejorada en la ponencia de 1989 presentada en el Congreso del Sesquicentenario con el título alusivo a su “llamarada escrituraria”, publicada en las memorias del congreso en 1995. En todas ellas reivindicamos nuevamente, y de manera más firme e informada, su literatura de compromiso y contenido, así como la variedad de sus formas, incluido su teatro de “nenerías”, hasta entonces olvidado. Sobre esta ponencia, un estudioso argentino que participó del mismo vino a mí para decirme que ojalá fueran ciertas mis aseveraciones, y en cambio, Fernando Aínsa se acercó para celebrarla. Poco después, Julio César López, ya director del Instituto de Estudios Hostosianos, nos ofreció redactar los estudios preliminares a los tomos I.II y I.III, que recogen parte de su obra eminentemente literaria y también de su crítica. Allí constan esas y otras tesis.
La lucha por rescatar del olvido y la insensatez el carácter revolucionario de la práctica política de su etapa española, la etapa del que hemos llamado “joven Hostos” es, para dar otro ejemplo que siguió después, y aun nos cuesta hacerla prevalecer. Definir a Hostos como autonomista y reformista es insultar a quien se desvivió por luchar por la libertad de las Antillas. Hostos entendió la Libertad como ningún otro antes. Acompañada con esta lucha ha ido la negación del alegado anexionismo de Hostos y del también alegado deslumbramiento “irreflexivo” hacia los Estados Unidos que, por definición, no pudo existir porque nada hay irreflexivo en la obra del más fecundo pensador de nuestra historia, y porque él mismo lo negó repetidamente.
Hace varios años tuvimos, además, que dar la batalla contra la concepción de un Hostos anodino y disminuido a la inopia por un alegado afán desmitificador que no halló otro apoyo que la tergiversación fatua. Nuestra respuesta más firme entonces fue defender la Cátedra de Honor Eugenio María de Hostos para Carlos Rojas Osorio, a pesar de que su oponente ofrecía a la Cátedra el texto de la novela de Hostos La tela de araña, por él descubierta. Rojas Osorio vino a esclarecer y ennoblecer los estudios hostosianos, al grado de poder considerarlo uno de los hostosianos más ilustrados y completos de las últimas décadas.
Ahora, estamos revelando el carácter socialista que observamos muy marcado en la obra de Hostos, presente en ella durante toda su vida, incluida la española del “joven Hostos”, y su etapa final de inicios del siglo XX. En Hostos no se observan tan solo, como suele afirmarse de manera reductora, influencias del positivismo comtiano y del krausismo, sino de una diversidad amplia de fuentes, corrientes del pensamiento decimonónico y de todos los tiempos y espacios, que no excluyen el anarquismo socialista de Proudhon ni el de la internacional socialista.
Muchos de los exégetas de Hostos se han preguntado por qué Hostos apenas se refiere a Marx y al socialismo. La verdad es que la defensa de las ideas socialistas siempre estuvo allí, en sus obras, aunque muy pocos la hayan querido ver, y aun menos destacar y reconocer su importancia. Más que ausentes, Hostos formuló su convergencia con estas ideas de un modo diferente y seguramente inédito, un modo que quizás sea más profundo e importante. Por eso aplaudimos a la doctora dominicana Luisa Navarro cuando señaló en el discurso del pasado natalicio en Mayagüez que la pregunta a hacer no era por qué Hostos habló apenas sobre los socialistas de su tiempo, sino por qué los socialistas posteriores no hablaron sobre Hostos. Incluidos los de nuestros tiempos.
Hostos, además, pronosticó la entonces inminente revolución proletaria en la Europa oriental, y otras importantes revoluciones que azotaron en efecto el siglo XX. De amanecer muy temprano se quejaba ya en los años 70. Lo que ocurrió es que para las luchas de reivindicaciones libertarias en los países de Nuestra América esas demandas eran intrascendentes. Las revoluciones se pronosticaban entonces para los países altamente industrializados porque había la certidumbre de que el agente revolucionario debía ser la clase obrera.
Los fundamentos de sus ideas socialistas se pueden hallar por doquier en su obra, no solo en sus tesis sobre Economía Política. Hostos no dejó de afirmar que la riqueza la produce el obrero, y aun el esclavo. Y que la economía debe estar dirigida al bienestar común y no solo al de unos pocos. De manera particular, Hostos afinca sus fundamentos asombrosamente en esa “moral social” dirigida a la construcción de sociedades en las que impere la justicia social y la libertad de todos. Y además en los principios políticos, y aun los principios económicos y sociológicos de una democracia tan radical que, incluyendo la absoluta igualdad de los ciudadanos que debían participar de ella, debía desembocar en sociedades plenamente libres e igualitarias. Por eso su democracia es de todos y para todos. Y tiene una raíz material, no abstracta. Vivir la moral era tomar ruta hacia ese destino. El derecho y el deber no se reclamaban solo para sí, pues ambos solo podían existir si eran reclamados por todos y para todos. Por eso, para Hostos, el ejercicio de la libertad y la práctica absoluta de los derechos solo son compatibles con una sociedad en la que prevalezcan la igualdad, la equidad, la justicia y la fraternidad. Para Hostos, la práctica de la moral social y el ejercicio necesario de los deberes tienen por objetivo, revolucionario, la construcción de esa sociedad. A la búsqueda de esa finalidad dirigió su pedagogía de los hombres –y mujeres—completos. Ese es, además, el fundamento último de su pedagogía.
La verdad podrá andar oculta mucho tiempo, pero, tal como lo afirmamos al principio de estas líneas, habrá de prevalecer eventualmente porque los hechos en que se funda no desaparecen. En la IV Conferencia José Martí celebrada en La Habana a fines de enero desarrollamos una parte de la demostración de la aseveración nuestra que revelamos aquí. Otro tanto hemos hecho en la pasada Feria del Libro celebrada en la República Dominicana. Quisiéramos poder demostrar en Puerto Rico estos asertos. Pero quizás muchos de los estudiosos de Hostos, particularmente de su sociología, pueden estar rechazando de antemano ideas que no son las acostumbradas. Solo queremos demostrarlas. No puede reducirse a Hostos al positivismo y al krausismo como generalmente se pretende, porque Hostos fue un generador de ideas propias, producto de sus muy particulares reflexiones. Abramos la puerta a un nuevo campo de estudio que pueda comprobar o negar lo que predicamos. Al fin y al cabo, debemos reconocer que en el caso de Hostos hay mucho más por estudiar que estudiado.

 MRD

* Publicado en 80 GRADOS

lunes, 24 de junio de 2019

Respuesta al Movimiento Victoria Ciudadana


data:image/jpeg;base64,/9j/4AAQSkZJRgABAQAAAQABAAD/2wCEAAkGBxMTEhUTExIVFRUXFxYXGBgXFRcXGBUYGBUXFxUYFRcYHSggGBolHRUVITEhJSkrLi4uFx8zODMtNygtLisBCgoKDg0OGxAQGy0lHyUtLS0tLS0tLS0tLS0tLS0tLS0tLS0tLS0tLS0tLS0tLS0tLS0tKy0tLS0tLS0tLS0tK//AABEIAOAA4QMBIgACEQEDEQH/xAAcAAAABwEBAAAAAAAAAAAAAAAAAQIDBAUGBwj/xABGEAABAwEFBAYGBwYFBAMAAAABAAIRAwQFEiExBkFRYRMicYGRsQcyocHR8BQWQlJykuEjM1RigvEXU4OTsmOis8IVNHP/xAAaAQACAwEBAAAAAAAAAAAAAAABAgADBAUG/8QAJxEAAgIBBAICAgIDAAAAAAAAAAECEQMEEiExE1EiQQVhFDIGodH/2gAMAwEAAhEDEQA/ANujSGBOgK1stoIMS8CMOQJSgDCJAJQURANbKcwpVMo0rdDIbcwELJbR2fJ/UktIILTBjLJzT62uRWvLlDvGg1zDi4esNQs2ZXGy7G+aOaNqR1oMTkOPctJsocTqhzgQMzvgCPZ7VS2+i7NzCXgRk6AeIMcFabJVJaZykyM/Nc3PJOFm/FCUZUX17X4aIhjMbtOTeZKydrv22Tj6UdgaIHcRotNXu11TqtdhB1dqe5RxsnRYSQGuJbhlxxQd7pgEu7VnwuO25FmSKTpDezF+Prua1+AzOYEaKDtxaHms2iCcIaDGgJJOvIQrOw3M2iR0cyM5nU8k1tVZcdWhUjVpaQeIzE+J8E0JQtsaUHwjKUrLTdLSSCIzAOEExEmOa2exVEsoAEkyXHPcJgQeGXtTTKZEy1oxRigAYu2Bmryz0gzCGgAQIA3ZaLVpcqlNop1WLZFE5oTjKaS05JymugYB6kxPuCbpBLcgyBI5SHIpRogsQUiqAja5M1nIfZCsvK8eiggTM+zvChjaIb2+f6otojk3tPks+5bMeJSVsy5ZtS4NH9Y2/dPifggs1KCPgRX5mayYRYkJTZKBcPMKcSaCcLUAhByWCiwIQhYB4BJSQ5KBStDIOEi0UcTS3iEsI1XNWqHi6dmItBLSGEABz8J5Anj4qLddE0qj6bu1p5Zx5rVX5dgeC8CcusOPMcwsveLWsYHhxLg7eZIC42XE43A7eLIppTX0X1jqxqE+94c4NCpqFrLo9yn2erv3rmpyj8TQ4p/JE+rWwkD57k3ejMdEkatOIdo3eCrb4tLsAcMntzB90bwVXu2nhjmkYXEQRE574WqON1x0Ztyv9onU7QHwRuhXrRp2LEbPWoF3WO8mDOnwW8plrgIK16PHsm2ynWZFOKok0zIT7SoTJG9L6ddM5xLbXS3VVW1KvijZaTvCFBJvS80kOUXpCnmvTEH2PQqJsVEC5QgGYc8Ucpj2Sg6y0XfYYf6R7lR7SOIayDvPkqH6Q4H1j4q6OKUlaZmyZEmbb/46j/ls/KEaxP0t33j7EFZ4J+yvyx9GsNFBtNPEIAIFgTWpSCUAlsgkJJTqAhEIhoSwjCKUpAyUoJCWAg0FMINVNbrlaQ8jUgwNwKvEirSxiOKozY4yXJbjyyh0zntgBAAdlmd8f3VjVtQaJ1yy8skxWoftHS8DMxAhpjIkDeJ3pDrM0D1gd85GOwALkz08d9s6S1MtlCbQ/VzzOjo9jfcqsNkySJJ+QpFYue5rQHNYYJn1n7h2DXJJfZQSBJMdbLKYP6q3Zx2Vb+eQdHhMgCN4JEjyMc1pLgq4hDZyMwdBxg71WV7OyozSTGZB7pIPci2eqGlWLHEQR1T9mfnyTQaT7En0a7EOKQ48ETXT1uPzkm31s10I8mfocpuRl+ajznpqnaY3JqBY64o2HmkdEnGsUCLDkHPSSm8SiRBu1Xe6uAA4DDx3zwUF+y9Xc5h7yPMKbXvPoM8Mzl2Jtu1X8ntV0ZZEviZcig3yRfq1W/k/MfggpX1qH3D4oJ9+Ur2Y/ZYSjxJMoQlLV0LDkcpICCBA5QBQDE8KQUIJaUpwSsMIEoBEAJYSSUnEhyQkNCi26pGFkwakiZghoycRzMwO9OVK7WNLnGAASTwATV29HeFkpV2EtPWwOjMYXkQ4cDAkKuXQyZlNprGAXObkWwG8IjTJZ2yXlh9b55adq1V5Uage5lYYXGY4EQACOWqyte6jMNzndmT3QuU5fNpnU8dwUl6FMvYdY5uc7l1W8AE5QtOEYnGAcvHOI7gjo7PVzLnMhoz1aI7py71U3lejGkMaA/DkTiyk8CNU+y+kUbkiwpWzC52HKc4+c4VvcT21amJ0ggZNJIDo3idexYytfMZdGCd3BvzCZ+k1HOxOqGdwGQHcrI4fuhJZPR2ZzY9yjYDKw9zbbVGQysMbdJ+1+q21it1Os3FTeHDlu5HgtcWVMc5QlN1ROYktbmnIPEoiUOk5JJqIEFOScKLEUA5MQq7/AD1W9vuVI3VbuxYM8eH+qPZKkmhQP2Kfg1Xxy7VTRlyY9zswM80a3v0Sh/ls8GoI+dehPCQ0oFByAalLEGCltRNCMlAI5KPEo7npBeUSWSHVEjEmMaRaLYym0uqVGsbxcQB7VKBZKLlVXvtDQs37x4xbmDNx7AsftNt7INOyHiDVj/xg+ZWEfUk4nElxzJJkk8ydVKBZqNpdsKlqGBrejojUEy5/DFuA5KTsBtm+yO6N8usznZjU0ydXM94WNtJkA955zlKFmqwZ+e9VSaY6PS1ss1G00wSA9pbia9vCJlruxYO3XvY7JOr37mAhz/6yMmDlr2rndDaC0NpGi2s9tJxJLA7LsB1A5DJSNnbOy1WilZz1Q90FzRmBBJ17FT4ot7q5LI5JRVXwSL3vu0Wx2CHBp0pMmIOk8e0qktlA03lhIxNyMZhp3id5XQ9p30btp9DZmjp6g9Y9YsboXnmdAuZufuzJOZJ470yiDf6HA89qWypnojpNy5pIpmZBgD2lBP0Fr2PgQNDiPsCcu63PouxMJB5E/JSKL41Mzv3JdWoCNISynzyh4r0bK6dtQ4htVsH7w94V/TtodnMg6RBXKX0+Ccstvq0jLXx708JIErOrh51CeZJ1WP2Z2m6U9G/J+7gf1WypGd6tsCY41hS200poTkIIJS39o08z5KkY4zqfFa21XX04gPDY4idVF+qbgZ6Rv5StEMkEqZlyxk5cFB0p4lBX/wBVnf5jfAoJvJjKtkyyKUE1KBeqy8ViSsSap8U4SgEJwUe0VmsaXOMNAJJO4DMpxzliPSleZp2ZtJpIdVdnH3W6zyJhQBAvv0iTLbMyP53+bW/FYq23k+q7HVe555mY7BuVSKhSi/LJLuAS3WncMknEmqaImClbsZKjRbKXS61120GOa1zg4gumIaJIMcpW7q+i5uEgVTiHZms16IqsXnR/mbUHjTPwXerZSJEgZjgPFK+CM857R3JUsj8D8wRLXfeG/vHwUe5bW9lVlRjiwsOMuESANYnWfV712++9n6NqAZWYTBkQcJB0OY8lzLbax2ahaPo9nYGhgBqnEXFzjmGmTlAIPaeSFJhspb+vF9Z76tQy95mOA3NHIBVdJuaTWqYnk6jROUUsn9DRJTDuHzzTVpqycAyA1QqVYBA19/6JhhhRKkM3bHGuLSB9k5dikCNN+qjVMxCSXmQe0HuUaUogTpkmSTkmCSTyCFYmAAcyc+QRhsCEK2qh/wCzHrBULKtN06Ob5rsNmfouLOdHcuvXNXx0mO+81p9isxvgVloKsHNLFSUxUCS0p6ImLtV6OogYADOs8u9M09pKh+yz2/FR70aSGwCddATwVbTyJlaIYoONsy5JyUi8+sD/ALrPb8UFTY28Qgj4cYvlkaXEjASsKMKouQSBKVyTNQwoQSSua+l1pxUHH1cLxzmWnTs3rpErh+199OtVocTk1vVYOA58ypIFlE2rnkB5+aUyqeXgE21sFLwx71UwofpkHl5FGVGx8FKIzmfkqBNl6JhN52f/AFP/ABuXoYuXnH0YWkMvKznPV48abl3027ETA08e5K+wES321tJtWs7JrA4nuHDwXnq8ba95fVd69VznHvM+zRdL9KF9RZm0RINV4B4wDO7nC5JaaoL8XDL2RKbpEoNroUik6O0+wcUw1oGbtB/3HgiNYHjnv+dEnDY/Q+XSctyOEw0QD3eYUlxE97o8M0JDJBMfKSW59qEds8gjoHOcyBnkEIrkkg8XWJjkOxG4pumZA18MteKJ57e74oPljJ0gnldU2ZtGOzUiNzAO9uXuXKhGkkbtOPuW59H9q6jmcDI79fb5qzH3QsjbUHTqnzAUemzNPBWtAHrNe1Gzz01VlPFpiMTGseIUmntTYzpaaX51zX0on9x/qf8AqsXYjr88U8cKkrspnkqVHoH6x2T+IpfnCC4LiQU/jfsXys7mEqU2g5yhYgy5NuOqQ56DSpQLBGS89XkIqO/EQe4lvuXd78tho2erVbmWMcR2xkuDF+IEuzkkzzOZSz6BYVHid2ftyCbpxnrmN/sTjT1SBy9/6JijAkndp2pCB0xJhPPdpwJPu9yRRECeOnv+e1AOnX+yjQxsvRsQbys4cYGNwjd+7dAXdrK0dcDh71542Jn6dZutrWYNDvMcF6Gt7egp1KhcIDSe4AlI+yHD9v7x6S1uAOVMBo7SJPu8FlGE4weUmeEHVO220F7nvmTUeXe0x5pmqQIAO7PmYITtEQurU6wgSIEA9kmecylFziIj26KKw7jlz4JxwOhd4JKGskTDc/nrJVR2fe/yUeddyBdnM73e0QlSHsekzPGMtNOBTlJ0SeYHtzUdrt+XfPiIRmpp2yefFMuAMWx+X9J96FQ5Jlh0z0Rl+W7vnLsIUSA+gYvV/EP1W49GbZdU7AsOCJGehmAMltfRpaYfVZOrQR3GD5hNHsjOjgcUh5hE5+SjVX7lYEcfs5Z7b+/Dup6uF+H1tZ46JLfRrYRp0o/1Z9yyW1992iz9H0FV1PFinDGcREz2+1UtDbO34ZNqf7Pgm2TfKZTKUb5R0X/Dexf9X/c/RGuZ/Xa8P4p/g34IJtmT2Luh6OvB6S5yTCcACgyG4REpZyUatUQQRq86YfSqNd6rmOB7CM1wUYQXCd+WWvNd1tNXqOngfJcItNKD4qMVh0xnHKFHFMTmfD5ySqT96J4zVZBbnIgUiEuFEMWuztfBaaDhq2rTPg8fBd+9K1uFK762cFwwj+owvPVzuw1qbj6oqMJ7A4E+S7B6cbZ+woNB6rqkx97C04e7Oe5K+wnHC7CJ3kZchx7U2CmnvJMn+ycxKMiBCNryRE57vgiyKMNQQwQPNLSnCRPj8UyTuUIh4IiUEhpQDYYRDJJcUTnogYsPzVrsvePRWljtxcAew5FUtQpdnfDgeY80yVC2d7D4HNRquuilUQC0O1kA+ITFU5qxDlJfuyte2hvQ4OpinE6PWiIy5KsHoztwEfsT/qfotFa9rhYIBpOqdJnk4CMPaOaj/wCLTP4V/wDuN+Cl5PpFUlG+Sh/wxt//AEv9z9EFe/4tM/hn/wC434IKXk9C1A06BQeE0aiYdB1aijlE6pJUC+rd0NCpVicDS4DidynQGzGekDaR7XmzU8hAxuGpkThB3CPNYR1c6EqXbLzfWqGpVcCXamB3dwCj1WtGYIKUWxklOASE3lwKXKUZIn3Ncla04+haHdG3E4lwaBJgCTvJ0HJX1h2KdkbRUDB91vWd3nQHxWi9Hlmiw6fvq7z2tpgNEntLle2mykZgZyuZqtXOM9kDq6PRwnHdMh3Zd9Czs/Y0xO9x6zj3nRRr2sjLWBSqvIwnEzMjCTkSJV6GhrJMCNf0UQWKjXmDDho4GD+qwxyZN97jo+LGo1t4MTa9gKozpva8cHZH4FUT7leCQS0R2/JXQrW+rRlgfi5b45c01Ws7KjQWkHl8V0ceXJuUcj76f0YHjwbXKMbrtfZjxsnWiTUpcgCTPshUJctNtPa6lEhrMmOEdh4BZSZWtQyRbUznzlikk8f+yQx+/wCShUp5yNPnJIlHTqjQ6eXNGisUU2lOyMJMqUQQSg12acbTnWB2pupRIzTVwSwVHpsOQIRFFIDO37O2nFZaRnPo2z4J8uVLsk4/RaOf2ArlzFYkEyW29Fz+jwtc6MWgnhwWVNgqf5b/AMp+C7JdF80LMHCvVZTxRhxHWNY8Qp521sH8XS8f0U8jXCRXKCbuzhP0Gp/lv/Kfggu6/XS7/wCKpeJ+CCnll6B417Gaj1FquUgqHaimQbGw9V1/0TUstdu803R2gT7lLcUl5lpHEEeIRaFs4ciKetdIse5pEFpII4QmIWd9joU1OtCaS6WfaignVdn6vR2WyM0/ZOqd9So9y0ramNoWUr2VzaNmdBxMoU2ObpmBp7UzQvuq3KCe4eE8FzdToszm5KN2dfTa7T+NRcqaNS2pTeXUqg56xI4c1DtthFE46D8P8hMg9h1VRaLydUgVKcATBAzBjIyEdh6R8Mc6cwATlmSMllWDJe3bybVnxVv3KgjUDpqOJxz4DgAnKFnLnswkNBcATuz3p2+9nqtCr0biDIBkaZ8OOkKTYqcdXgN67Wk0MnjccnT6/Rwdb+RxxyKeHtcP9oa2uuLI0zhc4jKOO4hcnq0ixxa4EOBgjsXYazHEyARAyzWL29sABZWwwXZHuEg+wrblw7ca+2jmYdRuyvjsyZTbtUprkbm71jRvBTM5b93PkiJ3pCdL5ziTvHPioQKoHHODCbZUKHSniUfSzkYPPgmFDqt37vJNFLa6DB3pLgoE6nsU8/Rqcnj4SVp3uzWL2LqEWZnaR7StQa+qtIZXbZsmnv8AW8wsv0XJdj2duihaQ81qTamEgDFOU6wrn6oWL+Fpfl/VJLOouhXjb5OBdDy80F376oWL+Fpfl/VBT+TEHhfsrHvUG0PSxWCYqhWLgAxUemy4nROvZko7giAze1GzrrRD6eEPGRkxiHbxCwl4XfVouw1GFvCdD2HQrsA0TFsszKrcFRocDx3cxzVco2FHHZV/sNQx22kIBALnGd0NMHxhOXzsnVpEupjHT3RqORCgXbVfTqsbSJbUDgZ0z4Z7hvnmkXxYWm1SOv29uI4d27lmo1K7W780xWtxBbiw4vt4TLZ5FS6dWTPyeS6vNcHIdbmmWdiuijV6raoa8fZc2PAg5hWV37HuFZj31GlrSDAnOMxkeaz8SJBg7jwWu2RtVV1Ih8nCYBO/isOo341uT/6bdPsyPbQW2F1Pq9G+k3E5pIIGuE/qs1VsFQGOieORaZ7uK3lrtzaTTUcctFkb02hqPxEPwMHcfHXuS6bLkcaS4G1GLGnbfJRFz8UGB596zO3jh0AmMQe2ByMyry6Ltr2p3SNAZRDs6lT7Ualo37+Q4rM+kS3U6rwKQHR0zhDhrUM9Z5O+dByCs1GphH4fbJpNDkneRdLkxLmosSMlNErIjWKQa6DPyVNuy6KtdrnUw2GwDL2tzIJEYjnodEq87lrUGtdUbhxGAMTSZiY6pM5ETwOSjZCI6jOYOXzl2psU+1X9luCthwuwjpCYaXCQQJa7hByGu8KDZrmrvYXNAjEGwXAEk5Aji2SM+aNoFELoT/dNkK3o3BUNWrRL2Y6bWnU4TLmgjFEiA6TluRXdcNSsagYWB1M4XBzspB1kDTI5/wAqFho2uy1KLNT7J8Sreo7JSLmuN7aTGy3IAbzoI3DPQ+CatlEtc5p3EiYiQJEhXRaYHZqNg5wVc/tN8lqe8rMbAj9nV/EPJagBY8q+bLY9A7ygjRKsJzkhNlxShUSoXSMiEpEJ9miaqBQYS9uSiOapZKBZvKFkGmSFlL/slFtWWMAfHWIymTw4/Fa2d6wlpr4nudrJJnlOXsWLXTcYV7PQf4/pY5c7nLqJfbJ2N9pc6m0xgZjE9oEDxVnUovALYIIMQNZmJVh6I7H+/rHTq0xl/U7zC0t+WNg/aRAzJPDmd5V2h1clFRkcz85pMb1Unj4Ki6LAA0vqZRm4k6DlzKZtm2eCoKVNoY0ZhpzdHF3AlUV97VNawspMJfpidoOYHFZa6Q51XESSc8zrJ/utygsjuZx03jjUTq99Xt07KbW5CMb+3QDz8VVWW4n2h46QllnbGWhqcewc1O2bugkNLh1ef2v0VrtxV6C76xBhxaGT+NwaY7is2XMsUNsDVp9O8+ROf3SOe7bbVdI36LZOrQZ1SWZB8ZYQR9ke1YK8BhpwTmSP7qyaIy3Kpvt2be9cjFkeTLyey1mjhpNG676KwFIKMJIK6R5Is7j+kuLmWeZyc6IEfZBJd+JSLVVt1oaGvFR4YcQ6gBDpFODAEukgRxKi3PeNWkXGk3ES2D1S6ADrl4d6ubXtRaGsANEMDCHHpA6S9zhUyBicwDGsDeoyDFGtbqjCWF5LHEODWgFpzBaABrkZHJCyWi0/RS6kSGTixAwWYThI78XPTcjoXnaaDKrSA3HUeXS2WkujHhdw037go9FtsZTq2YMPRgnH1WkNLYcYf3TkdAgwjn0S3F7azXFz6rGOxNcAYcQGB8gAEkDLkjoXbaqT2v67cbmhzg5vrOMwYcZyJzI1JT1W326nTacMNptAzpghrQeoSSNCXEjm5StmLdVrVRjcCxsGMLYkZDdrv7lI2yG3ovIEYj4lNVqk7ye9CpWlMOctKihHybfYD91U/GP+K1Kyvo//AHVT8Y/4rVhYsv8Adl0ehMoI0Em0JzJ7SE5RKfABSX0RuXQ+jKKaEh1PNOMS25oDEV1LNJrFS3tyhMPaggshW2oG03uOgaT7FzuxCpUeynTaXOcQAAMySt1tM6LO/nA7iRKL0TWZptbnEDqUyW8iSB5T4rn6pqU1Fnf/ABvkxaWeaLo6Ds/dDrNQZSECBLjxcc3HLmrCtZQQWuOoM8581IqGSBxTVehDXOnQE+AlGPCOXKTnK32zlG0Nns7ajwWjJ0ZCEvZFlnfaWU8gCSQ3iQJgkdiytrtjqhLnEnESfEpy4bWaVoo1B9mo0n8MwR4Eqyf5O1tijoR/xmcU8k3+0jv1GngEns7As16SaRfd7yJ6rmO7g8StQ4ghNW+yNq0n0jm17C3xEKufyiYcMvHkjL0zzuVT343Np7VobzsLqFV9J3rMcWnnGh7wQe9U19PGADeSIWHA2sp7D8qo5NC5J8dlFKJAlESuueDLO5Kr2vPR0nVCWxDZkHGwtdIBiC0eKmXneNavTNM0CBiDzhDiRAFOI3CSBGqh3JfBs5e5rA4uAGZIiDM5a6nxVtW2vOFjWU/VJcS45Fxc18w3OA4ZZ6aiUGN9EOtelasBipNc2iZc2HZ4iAA5pP8ALujepj9obSWY+jYabscnA4gDqscX5wPsgE/GYFg2iq0+khrSajnPcTOrhnEHvCYo3zVZQdZxh6NwcDIM9bXMHzlSuCF4LZb6ocOgxNqAOc3oxDoaHAnOQS0AkexXmzdx1WUpw+t1jMAtG4Gd4Czd131XfUa1uASW4iGQSGtDZMk5w1o7lt23nUiCYB4AZc/afFPji7sDaH22GpEwBkScxlABz5wdNVFB0SqtvqxGMwZG7ORnPFMB60K/sV0dC9H4/Yv/AB/+oWqCy/o9/wDrv/8A0P8AxC1MLBk/uy1dBQgjhGlCf//Z



Respuesta a Bernabe y
al Movimiento Victoria Ciudadana*





NO:
La ESTADIDAD NO ES, NI PUEDE SER, UNA FÓRMULA DESCOLONIZADORA.
No importa qué diga la ONU cuando habla de "integración".

El brazo NO puede doblarse ni la boca enmudecer
porque el MVC no se atreva a negar la Estadidad
para buscar apoyo en los estadistas.


HOSTOS LO DEMOSTRÓ DE UNA MANERA CATEGÓRICA, QUE NO ADMITE REFUTACIÓN,
que LA ESTADIDAD NO ES UNA FÓRMULA DESCOLONIZADORA.

Podrán integrarse socios, hermanos o parientes como una determinación soberana de ambas partes.
Pero NI Naciones de raíz y naturaleza diferentes,
Ni países de antemano SOMETIDOS a la Servidumbre y Explotación Colonial.

Hostos pareció aceptar en el 1898 la inclusión de la opción de la estadidad en el plebiscito que promovía realizar.

Pero como parte de un proceso libre desarrollado a lo largo de un tiempo razonable de ejercicio soberano del pueblo de Puerto Rico.
No era un tonto.

Él fustigó a los líderes republicanos de la España de fines de la década de 1860
que pretendían realizar un plebiscito entre monarquía y república
porque sabía muy bien que el resultado estaría amañado
después de siglos de servidumbre monarquía
y nada de experiencia ciudadana libre republicana.

Nadie rechaza la libertad con la conciencia libre
porque "la libertad es un modo indispensable de vivir".
Sin Libertad NI PUDEN CUMPLIRSE LOS DEBERES
NI PUEDEN EJERCERSE LOS DERECHOS.

Y no dejó Hostos de decir poco después del 98,
que la Ocupación era de CONQUISTA e "IMPERIALISMO",
que LA "ESTADIDAD SERÍA LA ABSORCIÓN",
Y QUE PARA ELLO SERÍA "NECESARIO EXTERMINARLO" (a Puerto Rico).

Y lo más fundamental,
AQUELLO QUE NO ADMITE REFUTACIÓN
es que como lo asegura:

"AQUELLOS QUE VEAN MÁS A FONDO EL PORVENIR
SEGUIRÁN QUERIENDO QUE PUERTO RICO SEA
UN ESTADO CONFEDERADO DE LAS ANTILLAS UNIDAS...
PORQUE SABEN QUE NI HOY NI MAÑANA NI NUNCA
DEJARÁ NUESTRA PATRIA DE SER NUESTRA".

NUNCA DEJARÁ NUESTRA PATRIA DE SER NUESTRA.

De modo que
mientras no haya independencia
la solución al problema colonial de PUERTO RICO
NO HABRÁ TERMINADO.


Marcos Reyes Dávila
¡Albizu seas!

Respuesta al artículo publicado en 80 Grados el 21 de junio de 2019 bajo el título "Preguntas ineludibles: estadidad y descolonización" por R. Bernabe y Rodríguez Blanchs 









miércoles, 8 de mayo de 2019

Hostos y la Conquista de América





A propósito del reclamo de perdón hecho por México a la monarquía de España


HOSTOS 
y la Conquista sin perdones de América



Que su Presidente es “un imbécil”, ha dicho el famoso novelista Arturo Pérez Reverte.





Introducción:

La conquista de América ante los ojos de Hostos



Uno de los esguinces más dolorosos en el pensamiento de Eugenio María de Hostos, en el contexto del llamado “encuentro de dos mundos” y las reivindicaciones de los pueblos originarios de Nuestra América, pudiera ser su elogio persistente de Cristóbal Colón. En parte, el esguince proviene de torceduras en la interpretación apresurada que se realiza cuando no se conocen los textos completos y cuando la inveterada costumbre repite ideas y términos cuya realidad carece de sentido. Por ejemplo, llamar Indias a las américas porque inicialmente se creyó que se había llegado a ellas.



Al auxilio del examen de este tema se puede recurrir a una infinidad de textos por todo lo extenso de su obra, pues ni siquiera faltan en el primero de ellos, la novela de Bayoán, a donde necesariamente habremos de ir. Forzoso es, además, acudir a algunas de las abundantes referencias hechas por Hostos a través de las tres décadas siguientes, y así también a su Tratado de Moral. Mas, sobre todo, a la extensa sección de trabajos publicados en el volumen “La cuna de América” de sus Obras completas, bajo el título “El Descubrimiento y el Descubridor”, páginas 7-165. (Los títulos son de los editores.)



El primer texto publicado y conocido de Hostos, ya sabemos, es su novela La peregrinación de Bayoán. Como desde el título se destaca, la novela evoca la comunidad ancestral indígena de los pueblos arahuacos de El Caribe todo, pues lejos de limitarse a Boriquén, el personaje Bayoán se desplaza a través del espacio geográfico de las Antillas, y también a través de los siglos, para recrear sucesos importantes de su historia. En todos los lugares y tiempos donde detiene su mirada, el narrador rescata del olvido los paisajes edénicos de la vida de sus pueblos para contrastarla con los horrores de la conquista española. La novela es en suma de por sí, como sabemos, una denuncia presentada ante la sociedad española que plantea los ultrajes cometidos por más de 350 años, y que siguen cometiéndose hasta ese momento. “Bayoán nunca fue español”, apuntó una vez Hostos, pues con esa novela inicia una prolongada epopeya por la libertad de las Antillas. Es decir, que una vez superado el intento de abrir una vía de entendimiento con los republicanos españoles, Hostos ya no abandonará nunca su ruta de ruptura con España.


A todo lo largo de su vida posterior, dirigida por la lucha para la libertad de las Antillas y de los países de Nuestra América, Hostos evoca constantemente la historia colonial para identificarse con los pueblos originarios y reclamar para ellos y sus descendientes los derechos ultrajados durante toda la época colonial que sobreviven a la independencia. Es decir, que la colonización española creó sociedades impuestas desde Europa que primero masacraron a los pueblos americanos y luego los marginaron de sus derechos ciudadanos, y de su libertad y dignidad humana. Conocida es la catástrofe demográfica del siglo XVI en América. En toda esta prolongada temporada de su vida, el Hostos que esgrimió todas las armas que tuvo a su alcance, denunció los oprobios sufridos durante la época colonial por los pueblos que conoció, identificando su origen en las estructuras administrativas, políticas y económicas levantadas por España. De ahí la necesidad de procurar una segunda independencia, que diera al traste con ellas, erigida sobre los principios de la libertad basada en el respeto a derechos humanos universales. Repetidamente, cuando se sintió tomado por una indignación irreprimible, Hostos no solo quiso ser el más colombiano, chileno, dominicano, cubano, paraguayo, entre otras nacionalidades, sino también personajes heroicos de la historia de América como Cuautémoc, Lautaro, Hatuey, Atahualpa, Bayoán, y, en general, con todos los desheredados de la tierra, fueran incas, cholos, araucanos, patagónicos, chinos, gauchos o esclavos africanos. Eso y no otra cosa retrata la anécdota de cuando en Brasil, extrañado el encargado de pasaje de que pida uno de tercera, le advierte que sobre cubierta solo van “cholos, sambos, sirvientes” y Hostos responde que es hombre antes que caballero. La historia señala cómo Hostos se divierte con la feria que allí hacen los cholos.

Cabría mencionar otras aristas en un espacio más amplio, por ejemplo:


En el “Plácido” de Hostos encontramos, además y para sorpresa nuestra, uno de los análisis sicosociológicos y precursores más agudos y penetrantes de la mentalidad agónica del colonizado;

En Hostos hallamos prefigurada una concepción del tercer mundo y de la sociología de la dependencia;

En Hostos hallamos una concepción previsora y relativamente iluminada del imperialismo moderno;

En Hostos hallamos una identificación con los intereses y derechos de los trabajadores, a veces cónsona con el anarquismo libertario.



Un planeta ante los ojos de Colón


Sin embargo, para 1892, a propósito del cuarto centenario de la llegada de Cristóbal Colón, Hostos escribe una oda a “El nacimiento del Nuevo Mundo” y la serie de trabajos al respecto mencionados al principio de estas líneas. Otros trabajos hay. Por ejemplo, en la caracterización de personajes históricos, que pudiéramos llamar ejemplares, en cuanto modelos de los deberes morales que a su juicio encarnan, Hostos elige a Cristóbal Colón para representar el “deber de civilización”. Esto lo hace en el “Libro cuarto” de su Tratado de Moral. La reflexión que a fines de siglo hace Hostos entonces sobre Colón, trasluce efectivamente una admiración hacia él constante a lo largo de su vida, mas no ciega al error. Es decir, Hostos está consciente de que Colón “sacrificó la sociedad recién descubierta por él al deber de civilizarla que se proponía cumplir”. “Erró”, sentencia, pero añade que esa no es toda la historia. En esas páginas del tratado se refiere a ella, pero donde lo hace de manera más completa es en la serie de trabajos agrupados bajo un solo título por sus editores que bajo el título de “El Descubrimiento y el Descubridor” mencionamos antes.


El primero de los trabajos incluidos es un fragmento de su oda épica “El nacimiento del Nuevo Mundo”, título, como se verá, erróneo, y que comentaremos luego.


El segundo trabajo se titula “El día de América”, publicado justamente el 12 de octubre de 1892, justo en el cuarto centenario del nuevo mundo que nació para la historia “de la humanidad occidental”. Hostos se refiere a la importancia de la verdad “científica” impuesta sobre la noción “teológica” del mundo, de la que extrae dos realidades trascendentes: el diámetro verdadero del planeta, y el “mundo nuevo” que habría de transformar radicalmente la historia humana. Hostos parte, en el análisis aquí expuesto, del derrotero divergente que siguieron las dos grandes porciones que constituyen la América, norte y sur, para señalar que a pesar de ese desigual derrotero son comunes a ambas las transformaciones que se operan y los beneficios inmediatos que trajo consigo. Primero: que el Atlántico se convierte en un “elemento de civilización”; segundo, la aplicación a grande escala de la brújula; tercero, el descubrimiento del polo magnético; cuarto, la forma “esferoidal” y el diámetro del planeta.

Hostos no pasa tampoco por alto el enorme impacto que tuvo el acontecimiento en todas las artes. Contrario a lo que cabría imaginar, Hostos no se limita a relatar extensamente el desarrollo de las artes en el mundo americano y europeo, pues además, y tras puntualizar las intersecciones de las “razas” o culturas “madres”, esto es, la “autóctona, la conquistadora y la africana”, inserta la presencia en el proceso histórico del “paria” de la India y el “desheredado de la China”, pero destacando los dolores y el exterminio de los aborígenes de las Antillas, envilecidos y azotados en el resto del continente, desde los hielos del Canadá hasta la Patagonia, para poner de relieve y en evidencia su resultado violento. De él, dan noticia las obras de algunos autores entre los que destaca la Araucana de Arcilla. Hostos no olvida añadir otra serie importante de beneficios. Entre ellos, la aplicación del vapor al movimiento, de la electricidad a la comunicación del pensamiento y los sentidos, y la “omnímoda aplicación de las ciencias a las artes de la vida”. Mas los que considera son los dos más grandes beneficios del Nuevo Continente al porvenir son: el descubrimiento del Océano Pacífico y el descubrimiento de la Federación.


En los trabajos siguientes, “América precolombina”, Hostos relata, con pormenores, la gesta exploratoria de los países escandinavos por América del norte. En los textos siguientes, “La salida de Colón”, “A dónde iban”, “Quién era el hombre”, Hostos narra, con la destreza del buen narrador, la odisea del explorador, y en trabajos posteriores, el estudio de su carácter. Para Hostos, “Colón está lejos de ser un simple navegante”. Es la “más poderosa intelectualidad científica de todo el siglo”. Amplio conocedor de las letras antiguas que desde Hiparco y Aristóteles afirmaban la redondez de la tierra, hasta Toscanelli, quien supo ponerle en un mapa a Irlanda y África frente a la India, y la idea de que en esa zona existían más de dos tierras. Colón creía tener “perfectamente” calculado el diámetro del planeta, que conforme a los trabajos de Marín de Tiro era un tercio menor de lo real. Una expresión de Hostos recoge una memorable paradoja al respecto:

“Entre todos los navegantes del siglo XV no había ninguno más incapaz que Colón de descubrir a sabiendas el Nuevo Mundo, porque no había ninguno tan instruido como él”.



España y la América colonial en tres poemas de Hostos

Tres textos poéticos pertinentes a este asunto se recogen en el volumen I, tomo II, de sus Obras completas, Edición Crítica. El primero, “El 18 del proscripto”, trata la celebración de la gesta emancipadora de Chile. Aunque se repitan alusiones sobre los “tres pueblos indignados” de su “patria gemebunda” (desde luego, las Antillas), quizás en algún sentido impropias al tema, el poema intenta repasar la gesta liberadora de comienzos del siglo XIX, menos atento al odio de la ruptura que a la misión regeneradora de los pueblos de América que posibilita la independencia.

El segundo poema, calificado como una “oda épica”, se titula en las Obras completas de 1939 como “El nacimiento del Nuevo Mundo”, solo un fragmento del texto corregido en la edición crítica con el título verdadero de “El nacimiento del Mundo Nuevo”. La modificada relación entre el sustantivo y el modificador no es superflua. La expresión “Nuevo Mundo” se refiere a América como un mundo nuevo; en cambio, “Mundo Nuevo” se refiere al planeta entero, transformado, nuevo. El poema recoge con gran expectación, harto prolongada para animar el suspenso, el tiempo anterior al avistamiento de tierra de los navegantes, tal como lo hace Eliseo Diego en “Cristóbal Colón inventa el Nuevo Mundo”.  Sin embargo, Hostos se extiende más allá de la epifanía para imaginar el encuentro primigenio y descubrir cómo y cuánto debieron impactarse unos y otros, superando las visiones edénicas con “el dolor de todo alumbramiento”, las “pasiones letales”, “la crueldad y la codicia”. De modo que a pesar de ser Colón “náufrago del error”, es también “símbolo” del “hombre nuevo / que el viejo mundo moral ha derruido”, y que, aunque “ungido por el combate y el dolor” nos entrega “no un nuevo mundo / sino un mundo nuevo”. Hostos reconoce que Colón abrió la puerta al Mundo Nuevo con sangre, pero el hecho indisputable es que abrió la puerta.

El tercer poema parece ser un desprendimiento –“dramático y casi elegiaco”, según los editores-- de este anterior. Se titula “Los conquistadores de Chile”, y se refiere a la guerra contra el pueblo araucano con un intencional acercamiento al célebre poema de Alonso de Ercilla, La Araucana, poema épico que, como se ha observado, no rinde honores solo a la victoria española, sino también al valor y la visión del vencido. 


En la Plaza de las Tres Culturas de México, una placa conmemorativa dice:


El 13 de agosto de 1521
heroicamente defendido por Cuauhtémoc
cayó Tlatelolco en poder de Hernán Cortés.

No fue triunfo ni derrota,
fue el doloroso nacimiento del pueblo mestizo
que es el México de hoy.”


No es a ese mestizaje al que quiere evocar el Presidente de México Andrés M. López Obrador, al reclamarle un perdón al rey de España: es a los pueblos originarios destruidos, esclavizados y envilecidos tras la conquista española de Tlatelolco. Se pide un gesto de reparación, pesadumbre y arrepentimiento ante lo que fue una catástrofe humana. La misma que reclamaba hace cerca de 200 años el personaje de Bayoán. Como entonces, cuando Hostos, hoy España se niega, otra vez, y responde con soberbio desdén imperial al Presidente de México, muy lejos de Ercilla, y con la ofensa recogida en las palabras vulgares del novelista y académico Arturo Pérez Revelte, al tacharlo de “imbécil”.


Hostos terminó su poema con unos versos que, con uso magistral de la dialéctica, pudiéramos ayudarnos para ponderar mejor esta:

“Cuanto más se venere al araucano

Más la conquista de Ercilla es eterna”.

Puerto Rico conoce bien de estos desdenes, soberbios, imperiales. 

Marcos Reyes Dávila
Related Posts with Thumbnails