viernes, 23 de agosto de 2013

Isla julia



Isla julia
 
       

            En el centenario de Julia de Burgos y de Pedro Mir:
     In Memoriam
           
        

                    1- (Apenas nacida de las aguas)

No hay un país en el mundo
    como tú
tan pedacito de alma

Oriundo del viento negro
y la colilla encendida
eres esa migajita de pan
relamida en la mesa del mar
de las antillas
Tan quebradiza
como el cristal
de una ilusión ingrata
Tan contemplada
       
Una isla-país
que apenas nacida
de las aguas
ya eras fósil de ese coral
que no te olvida
Algo así como el recuerdo
de un jardín vedado al beso

y un unicornio en la isla

    ...

                    2- (Eres Isla julia)

Por más que retozaran

el sueño de un deseo
frente a ti
los querubines
por más que te cepillara las palmas
ese sol de las caricias
no fuiste la venus de cabanel
apenas posadura sobre el mar
     –tan coralina
sino la julia sin nombre
la de los espejos rotos
abandonada sin rostro
en una calle helada de nuevayork

Desprendida del orinoco americano
te llueve aún
ese oropel del sol
seducido y encrespado
en los ríos de tus cielos
y te riza un dolor
tatuado de cicatrices en la tierra

Tu padre fue un carimbo
fraguado en las calles de sevilla
Y tu madre
      –sin nombre
fue violada al sol
y amortajada en las mordazas
por el señor
de los desahucios
y el uranio reducido
en wallstreet

Eres Isla julia
gazapo del mar de los sargazos

en la promesa incumplida
de un desfalco
Isla julia eres
en las pompas de tus ruinas
huérfana de ti misma
y del amor armado que te olvida
Eres Isla vieques
herida y penitente
y nunca tuya
Eres Isla fugitiva y refugiada
como un trapo
en el versículo de un salmo
Eres Isla de la luz que el sol desecha
en los muros de piedra
cercada de alambradas
y lanzada por el navy
a-la-caída

...

                    3- (No hay país saturno como tú)

No hay un país en el mundo
como tú
tatuado de sales y de sangre

por los cuatro costados marheridos
Isla de las aguas bucaneras
y los tiburones en la orilla
Isla roída en la carroña
de las águilas del norte

No me digas Isla Julia que te quiere
arrobado de tules en la ausencia
y sus regresos
quien te ve de noche sola
desposeída de ti misma
consumida y sumida
como el agua entre las piedras
porque no hay patria
en la falacia ni en la celda
ni bautismo de sangre
en una tierra sin puertos
ni avenidas
No hay un país
tan garabato
como aquellos pies
de las mujeres chinas
No hay un país
tan deseado por el trauma
y por los ortopedas
y tan presto a la estampida

Isla aura que apenas nace
se come el sol trunco
en sus auroras
No hay un país saturno
     –como tú
que devore a sus hijos

...




                    4- (Amén de pitirres)

Fuiste casi Ramón
 
casi Eugenio
en el oeste
Don Pedro el dirigente
también estuvo
en la torre de Lares
con aquel amor profundo
que sólo gozó gautier en los turpiales
sembrando juramentos por la vega
y dianas de trompeta
en asomante

Has vivido como has muerto
de siglo en siglo
de sangre en sangre
Entre el beso sin descanso de tu río
y el hueso
del naufragio y del exilio
De beso a beso
has huido de esa muerte
certificada hueso a hueso
entre la morfina
y la heroína
La paloma asesinada
cada día
Cuánto te dueles
Cuán poco te hemos dado

Mas otro Filiberto
tocará un día
como josué
esa trompeta
para derribar el muro de lamentos
y ofrecerte la ciudadanía

de la poesía
Y amén de pitirres
no quedará un peñón ya
para estas lágrimas

Renacida de tu muerte
persiste la estrella que fulge
Por eso Isla julia
te bautizo:
albizu seas.






agosto de 2013                              
Marcos Reyes Dávila

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails